Uno de los compromisos más importantes como empresa es establecer una buena relación con los clientes. Por ello aquí te presento 5 estrategias de mejora en el servicio al cliente que te ayudarán mejorar los resultados.

Demuestra al cliente que es un gusto servirle

¿Cómo podemos demostrar esto? De muchas maneras y la forma más sencilla es sonriendo, la sonrisa es una señal universal que indica que una persona se siente bien.

Sin embargo, si vamos a mostrar una sonrisa fingida mejor no lo hagamos
pues estaremos generando una reacción adversa.

El esfuerzo para accionar nuestra sonrisa es mínimo, el efecto que produce en el otro es muy grande. Muchas veces actuamos por reacción, si el otro sonríe, yo sonrío, si el otro se enoja yo me enojo, sin pensar que con ello lo que hacemos es reforzar una actitud que en nada nos beneficia.

En síntesis anímate a sonreír primero, verás que serán muy pocas las personas que no te devuelven el mismo gesto, además recuerda que la sonrisa te traerá muchos beneficios emocionales y físicos.

Llama al cliente por su nombre

No hay nada más agradable de escuchar que el sonido de nuestro propio nombre en labios de las demás personas.

El nombre tiene muchos significados para cada ser humano, es el elemento que nos diferencia en la colectividad, es el nombre que escogieron nuestros padres, es algo que ha formado parte de nosotros siempre.

Aprénde el nombre del cliente, escúchalo bien, procura repetirlo inmediatamente después de que el cliente lo ha dicho pues los primeros minutos de contacto son los más indicados para retener la información.

Si es un nombre complicado pide que por favor lo deletree. Si acostumbras a confundirte con nombres, intenta asociando el nombre del cliente con el de algún amigo o alguna imagen.

Mire al cliente a los ojos

Cuando alguien nos mira a los ojos nos da la idea de que estamos frente a alguien sincero que nos pone atención. Alguien para el que somos importantes, caso contrario pensamos varias cosas: que es un descortés, que no le importamos, es muy tímido, se siente superior, está asustado o me está mintiendo.

El contacto visual requiere cuidado, no se trata de mantener fija la mirada en la persona todo el tiempo que hablamos con él, desvía lentamente la mirada en algunas ocasiones.

Se natural, parpadea si lo necesitas, quítate los lentes si te molestan. Especialmente ve a los ojos del cliente cuando éste le esté contando una situación anormal como una queja.

Aprende a escuchar

Muchas veces los clientes lo único que necesitan es ser escuchados.

Trata de poner en práctica estas tácticas a la hora de escuchar:

•No interrumpas mientras la otra persona está hablando. Esto implica respeto hacia los demás y calidad en el servicio.

Gesticula normalmente. El hecho de no interrumpir no implica dejar de gesticular o hacerlo de una manera que no concuerda con lo que el otro está diciendo, por ejemplo mostrar un gesto de asombro, sonrisa o tristeza innecesario.

Concéntrate en lo que el cliente está comunicando. Trata de no pensar en otra cosa que afecte su escucha. Piensa que lo que el cliente está mencionando es muy importante para él. Si no puedes contestarle en ese momento pregunta pero no inventes una respuesta solo para “salir del paso”.

Ponte en los zapatos del cliente

Si quieres entender cómo se siente realmente el cliente, ponte en sus zapatos, esto es lo que llamamos empatía.

Realiza siempre el ejercicio mental cuando te encuentres frente a un cliente de imaginarte que tu eres él. Esto te ayudará a comprender mejor sus necesidades y brindarle la atención que merece.

Recuerda que lo que para ti no es importante, para él sí lo es, escúchalo, sonríele, trátalo con cortesía y explícale con claridad la información.

Piensa que hay muchas clases de clientes, algunos comprenderán términos de carácter técnico, otros no. Si por ejemplo le tiene que decir que hay problemas de sistema para brindarle un servicio, explícale breve pero claramente qué tipo de problema es. Comprende que una información expuesta concisa y verazmente es vital.

Finalmente recuerda esto siempre:

Esa persona que tienes frente a ti hace posible que tengamos trabajo y salario.

5 estrategias de mejora en el servicio al cliente
2.9 (58.71%) 93 vote[s]