Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cuidado con el “Gasto Hormiga”

Seguramente es no es un tema nuevo, sin embargo nunca esta demas recordar temas de interes financiero como este. Quien no ha pasado por apuros economicos por una mala administración en algun lapsus de su vida, bien en esta ocasión me ha parecido justo el momento para revivir este tema que a veces pasa desapercivido.

Cuando nos ajustamos a nuestro presupuesto personal, no debemos confundir o tomar el término “hormiga”, como referencia a gastos pequeños, pues de acuerdo con expertos, los gastos de este tipo pueden representar hasta el 20% de tu presupuesto. Este término en realidad se refiere a todos los gastos que no están reconocidos en tu presupuesto, pero que si se realizan de manera cotidiana.
Leía en un artÍculo periodistico lo siguiente:
gasto hormiga“El gasto hormiga representa desde lo máximo que sería artículos suntuarios (de lujo) hasta
toma de ofertas en tarjetas de crédito (meses sin intereses), o sea, hormiga no quiere decir
necesariamente pequeñitos sino también el gasto no necesario”.
Café, refrescos, cigarros, botanas, lustrado de zapatos, el estacionamiento, propinas o el lavado del auto forman parte de este concepto.
El problema es que la gente cree que estos gastos no son importantes. “Como no reflejan un monto general global muy alto, implican para las gentes no ponerle mucha atención, ahora la gran mayoría de esto está canalizado en alimentos, transporte y diversión”

Pero entonces… ¿que debemos hacer para evitar el gasto hormiga?

Lo primero para combatir este problema que se debe de hacer es conocer el gasto, estudiarlo y debes iniciarte en la disciplina del ahorro y la inversión, con el objetivo de que tus ingresos financieros (intereses generados por tus inversiones) te ayuden a conseguir más rápido tus metas patrimoniales

“Cuidado con el Gasto Hormiga” – Estos consejos seguro te serán de utilidad para evitar ese flujo no deseado de gastos.

  • Dale prioridad a tu deuda (si las tienes): Si cubres por anticipado lo que debes entonces la liquidez que
  • puedes usar en cigarros o papitas tendrá un mucho mejor uso.
  • Hazte responsable de tus propios quehaceres: Lustrar tus zapatos, lavar tu coche o comprar
    productos de marca blanca pueden ahorrarte bastante al final del año.
  • Piensa cuánto dinero destinas cada día a cumplir tus caprichos, como café, galletas, dulces, cigarros y revistas.
  • Convierte esa cantidad en un “capricho” mayor, como unas vacaciones, comprar un coche o liquidar tus deudas.
  • Registra diariamente este tipo de gastos: como café, galletas, dulces, cigarros y revistas, u otros que acostumbras hacer.
  • Elabora tu presupuesto, decídete a ahorrar y evita que el dinero se fugue poco a poco.
Consumir inteligentemente implica consumir estrictamente lo necesario y al mejor precio, para hacerlo hay que comparar y no dejarse llevar por la publicidad. Planea las compras: haz un esfuerzo de ahorro para comprar en efectivo, empleando lo menos posible el crédito.

 

Por el momento no hay comentarios.

Que estas pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *